14/3

2016

AYUDA A TUS HIJOS A GANAR LA BATALLA CONTRA EL ACNÉ.

AYUDA A TUS HIJOS A GANAR LA BATALLA CONTRA EL ACNÉ.
79

¿QUÉ ES?
Es una lesión en la piel que se agudiza en la adolescencia debido a los cambios hormonales, en algunas personas es más fuerte y en otras más leve debido a diferentes factores ambientales y genéticos, sin embargo, es un asunto que requiere  atención y ayuda, en especial en esta etapa de la vida ya que puede traer consecuencias fuertes a nivel físico y emocional.


¿QUE CONSECUENCIAS PUEDE GENERAR?
La autoestima es una de las áreas más afectadas, un acné no manejado puede generar retraimiento, aislamiento social, baja autoconfianza, autoimagen negativa, sentimientos de frustración y rabia.
Si no se realiza un tratamiento a tiempo y adecuado puede generar que un caso leve se convierta en grave, con inflamaciones grandes, masas amplias y profundas que pueden dejar cicatrices muy visibles.  


¿COMO AYUDO A MIS HIJOS?
Es importante tener en cuenta las siguientes recomendaciones para ofrecer a tu hijo adolescente una ayuda eficaz y efectiva:

  1.  Identifica qué tipo de piel tiene tu hijo, hay pieles secas, normales, grasas o mixtas.
  2. Cuando compres productos para la piel como jabones, bloqueadores solares o cremas, escoge los que sean hipoalérgicos y que       correspondan al tipo de piel de quien los vaya a usar.
  3. Incúlcale rutinas saludables como lavarse la cara con un producto adecuado según su edad y tipo de piel.
  4. Enséñale que no debe tocarse la cara con manos o dedos, ni limpiarse el sudor con las manos.
  5. Instrúyelo para que nunca presione, frote, hurgue o rasque los granos o espinillas, esto genera infecciones y cicatrizaciones mayores.    
  6. La dieta también influye, es importante que tus hijos lleven una dieta rica en frutas y verduras, baja en azúcares y grasas.
  7. No inventes fórmulas caseras, lo mejor es consultar con un médico especialista en dermatología cuando observes los primeros brotes de acné.  

No restes importancia a este tema, para un adolescente su aspecto físico es una prioridad.
Dale a tu hijo confianza para que te pueda expresar sus dudas y  preocupaciones al respecto, ayúdale a encontrar la solución y acompáñalo en este proceso.

Aprovecha esta situación para acércate a tu hijo, cuéntale cómo te fue a ti con el acné en tu adolescencia, esto fortalecerá la relación y hará todo más divertido. No permitas que siga las recetas de sus amigos o compañeros, cada persona tiene un tipo de piel y una situación diferente. ¡Muchos éxitos! 

Déjanos tus comentarios.